ABRIR LA MENTE PARA CAMBIAR EL MUNDO

 En Ecología Urbana, Medio Ambiente

En su libro “Excusas para no pensar” Eduardo Punset, el más importante divulgador científico de habla hispana, cuenta que el neurólogo mexicano Ranulfo Romo descubrió que los monos Rhesus (Macaca mulatta) eran capaces de cambiar de opinión “En caso de posponer una decisión, su memoria almacena los datos necesarios para poder cambiar la decisión final. Los humanos, en cambio, siguen empeñados en pensar que cambiar de partido, de opinión o de camisa es una especie de traición imperdonable. En tiempos de crisis, no obstante, la única salida puede ser cambiar de opinión, de lugar o de trabajo. Si hasta la materia cambia de estructura, ¿Cómo no va a ser normal cambiar de opinión?”

Esta dificultad de los humanos la vivo con frecuencia en el desarrollo de mis proyectos orientados a los principios de ecología urbana. Tanto los clientes como los técnicos en los cuales me apoyo para el desarrollo de las propuestas, en muchas ocasiones se resisten a desarrollar alternativas diferentes, restándoles credibilidad, apoyándose en lo que siempre se ha hecho y no tomándose la molestia de entenderlas.

Ellos insisten en proponer estructuras de concreto en tanques y en canales, en lugar de sistemas flexibles que permitan infiltrar el agua en la tierra y/o conservar la dinámica de las orillas de escorrentías, ríos y quebradas; se atemorizan con los tratamientos de aguas residuales mediante sistemas vegetales argumentando todas las desventajas posibles, o no entienden por qué le doy tanto valor estético a las hierbas nativas que desaparecen en época de verano y brotan con gran prisa tapizando el suelo de verde cuando sienten las primeras gotas de lluvia, en lugar de cubrir el suelo con el pasto de siempre, que necesita grandes cantidades de agua para sobrevivir.

No lo juzgo; entiendo que fuimos formados en un modelo de educación esencialmente tradicional y no es fácil implementar conceptos e ideas diferentes que nos sacan de la zona de confort. Por el contrario, mi lección ha sido que debo tomarme el tiempo para explicar detalladamente mis razones y oír las suyas. Sólo así se le puede encontrar el sentido a lo desconocido para que pueda ser visto de otra manera.

Quizás esta sea una forma de salir de la crisis ambiental y ecológica que vive el planeta, quizás sea una estrategia para ¡abrir la mente y cambiar al mundo!

Proyectos Recomendados