EL CORREDOR DEL JAGUAR

 En Fauna Silvestre, Medio Ambiente

Dibujo en lápiz sobre papel (libreta Moleskine). Carolina Salazar, marzo 3 de 2018.

El 3 de marzo se conmemoró el Día Mundial de la Vida Silvestre y este 2018 está dedicado especialmente a la supervivencia de los grandes felinos, y de la diversidad biológica del planeta de la cual los felinos y el resto de los organismos que comparten su hábitat, dependen para sobrevivir.

Muchas veces la gente se pregunta para qué dedicar un día del año a alguna causa; la razón es que en este mundo tan complejo en el que la cotidianidad consume toda la atención de las personas, dedicar un día a una de estas causas permite que se visibilicen los temas importantes, que las entidades y organismos responsables rindan cuentas, y que también pensemos en cómo podemos contribuir y tomemos acciones; en este caso, para conservar la vida silvestre y para entender sus beneficios en nuestra vida.

En febrero de 2015 Colombia se unió al proyecto “Corredor del jaguar” cuyo objetivo es conectar físicamente a través de zonas de bosque de trece países, las poblaciones de jaguares (Panthera onca) del continente desde México hasta Argentina para asegurar su conservación. El reto era o es inmenso por los conflictos con las áreas de ganadería y cultivos, pero su importancia y pertinencia son aún mayores, ya que al escoger un mamífero de este tamaño que necesita para movilizarse una gran extensión de territorio de bosque en buenas condiciones, paralelamente se garantizaría la restauración y conservación de ecosistemas, de fuentes hídricas y de gran parte de nuestra biodiversidad.

Pero como una cosa son los proyectos que soñamos a través de la firma de estos convenios y otra es la realidad de la mezquindad y de la avaricia, desde hace unas semanas (feb 2018) la prensa ha venido alertando sobre los incendios y tala de bosques en el Guaviare, una de las zonas del país con mayor biodiversidad y cobertura natural –y que forma parte del corredor de jaguar-. El 1 de marzo de 2018, la edición digital de Semana Sostenible informó que cerca de 20.000 hectáreas de bosque han sido “arrasadas por el fuego”. Y entonces uno se pregunta: ¿Cómo es posible que se quemen 20.000 hectáreas de bosque y las autoridades ambientales, el gobierno local y el nacional no se enteren? ¡Qué negligencia, qué desidia!.

 

Proyectos Recomendados